Select Page

El Federal - Buenos Aires

 Buenos Aires, Retiro






%

Calificación general

  • Ambiente 60%
  • Servicio 70%
  • Comida (ejecucíón) 80%
  • Creatividad 80%
  • Valor 80%
Detalles de restaurante
El Federal - Buenos Aires

Comuna: Buenos Aires, Retiro
Dirección:
San Martín 1015
Teléfono:
+54 11 4313-1324
Tipo de restaurante:
Restaurante casual

Cocina: Argentina, Gourmet ecléctica Tipo de servicio: Servicio a la mesa Precio: -$$$- Horario: Dom-Sáb: 10am a 12am

Detalles de restaurante
El Federal - Buenos Aires

Barrio: Buenos Aires, Retiro
Dirección: San Martín 1015

Teléfono: +54 11 4313-1324
Tipo de restaurante: Restaurante casual
Cocina: Argentina, Gourmet ecléctica
Tipo de servicio: Servicio a la mesa

 

Precio: -$$$-

 

Caracteristicas de restaurante:
Horario: Dom-Sáb: 10am a 12am

Detalles de restaurante
El Federal - Buenos Aires

Comuna: Buenos Aires, Retiro
Dirección:
San Martín 1015
Teléfono:
+54 11 4313-1324
Tipo de restaurante:
Restaurante casual

Cocina: Argentina, Gourmet ecléctica Tipo de servicio: Servicio a la mesa Precio: -$$$- Horario: Dom-Sáb: 10am a 12am

Detalles de restaurante
El Federal - Buenos Aires

Barrio: Buenos Aires, Retiro
Dirección: San Martín 1015

Teléfono: +54 11 4313-1324
Tipo de restaurante: Restaurante casual
Cocina: Argentina, Gourmet ecléctica
Tipo de servicio: Servicio a la mesa

 

Precio: -$$$-

 

Caracteristicas de restaurante:
Horario: Dom-Sáb: 10am a 12am

Trapiche Fond de Cave - Distinctively Argentine

LATAM

Park Hyatt Palacio Duhau - The Palace Guards are waiting

Crítica de restaurante para El Federal - Buenos Aires

 

Criticado por: Ollie O
Calificación: 3,8 estrellas
Fecha de crítica: 13/11/2016
Hace más de un año desde la última vez que visité El Federal. Nunca publicamos la reseña y la verdad no sé por qué. Tal vez sea porque las fotos que tomé salieron terriblemente mal y estaba evitando la tortura de tener que verlas. Cualquiera sea la razón, mis recuerdos de esa visita no son claros.

Me acuerdo de que la comida estuvo buena, nada espectacular, pero bien. También recuerdo que la decoración del sitio no era tampoco muy resaltante. Como es costumbre en Latinoamérica, parecía que nada había cambiado en los 8 años que el lugar tenía abierto. El ambiente era aburrido. Tenía cajas de vino exhibidas en el bar. Muchas pegatinas colocadas en la fachada de vidrio sin ninguna clase de orden. Cuadros y recortes de revistas en la pared, con poca atención a los detalles. Tenían manteles de cuero sintético y cubiertos de baja calidad. Me recordó a la falta de decoración que experimentamos en Paraje Arévalo.

Por fortuna, la calidad de la comida superó (por mucho) la de la atmósfera del sitio. Paula Comparatore, la chef, utiliza ingredientes locales y prepara algunos de la manera tradicional y otros de forma singular, como, por ejemplo, el dorado frito empanizado con panko y coco. No parece ser algo revolucionario, pero, por lo general, estos ingredientes y la forma en la que están preparados pocas veces se ven en Buenos Aires. En esta ciudad, la pasta mal hecha, los bifes sobrecosidos y las pizzas simples son las más frecuentes opciones en cualquier menú.

Cada plato tiene su origen en una región distinta de Argentina. La carta de vinos es muy variada también, con la mayor parte proveniente de la Patagonia.

Aunque no estaba en el menú, pregunté sobre la humita que, si aparecía en el menú online, me aseguraron que estaba disponible aunque no saliera en la carta de esa tarde. Era una mezcla de choclo, morrón y cebolla dulce horneados en la cáscara de la mazorca. Estaba muy sabrosa, aunque diferente a cualquier humita que haya probado antes.

En la visita anterior, mi acompañante y yo probamos el costillar de cordero patagónico y también el Róbalo Chileno (en el menú sale traducido como Bacalao del Atlántico). La traducción en inglés del menú es terrible así que es mejor no confiar.

Tanto el pescado como el cordero estaban perfectamente preparados. Las costillas, bañadas en vino, parecían comida casera. El róbalo resultó ser un plato más delicado.

En nuestra visita más reciente, en noviembre de 2016, elegí las costillas de cerdo estofadas, las acompañé con una brocheta de vegetales que estaba presentada en el mismo invento de cáscara de maíz que la humita. Los vegetales me parecieron faltos de imaginación, pero las costillas estaban deliciosas y perfectamente cocinadas al punto de desprenderse del hueso. Un montón de la grasa sobre el hueso se volvió como una crema de un sabor exquisito. El cerdo fue aliñado con onoto y azúcar de caña. La preparación recuerda mucho a la comida casera. Este plato se recomienda para quien disfruta de las carnes estofadas.

El servicio resultó aceptable, pero parece haber la misma falta de atención al detalle que en la decoración. El mesero fue un poco indiferente.

Los precios se ubican en el área de lo razonable tanto para la carne como para el vino.

La comida en El Federal es estupenda. Lamentablemente, el ambiente y el servicio no le hacen justicia a lo que sale de su cocina.

Próximamente en ComaBeba.com

Guía de Brewpubs